Día de Muertos: Orígenes y Creatividad

La muerte es sólo un síntoma de que hubo vida” – Mario Benedetti.

El Día de Muertos es una tradición donde abundan los colores. Se encuentran en todas partes: en las flores de cempasúchil, en el papel picado, en las calaveritas de azúcar, en los disfraces, en las catrinas, en las ofrendas y todos sus elementos… Es una fecha donde todos los mexicanos, famosos por nuestro ingenio, explotamos nuestra creatividad al máximo con el fin de honrar a los antepasados que ya no se encuentran entre nosotros. Es una festividad que ha tenido tal alcance alrededor del mundo que, en medios internacionales, ya es representado de una manera que nos hace sentir orgullosos. Películas como Spectre, El Libro de la Vida y, más recientemente, Coco, han mostrado a audiencias mundiales lo que el Día de Muertos significa de verdad. Ahora, es nuestro turno de echar un vistazo hacia los orígenes y costumbres de esta alegre celebración.

Arte-BLOG

La Tierra de los Muertos

Es originario de la época prehispánica por el rendimiento de culto que en esa época se tenía hacia la Muerte. Entre estas etnias mesoamericanas se encontraba la mexica, cuyos dioses encargados de definir el destino de las almas eran Mictecacíhuatl y Mictlantecuhtli: ambos eran señores del Mictlán, o “lugar de los muertos”. Sin embargo, para poder iniciar su viaje, las almas eran acompañadas por los vivos por medio de un ritual, el cual empezaba con el anuncio del deceso con gritos y llantos emitidos por las mujeres ancianas de la comunidad. Luego, el difunto era amortajado junto con todos su objetos personales y alimentado simbólicamente con los manjares más exquisitos, para ser enterrado cuatro días después. Algunos de los elementos que destacan de este ritual son los que hoy en día se siguen utilizando para las ofrendas y calaveritas literarias.

DIA-Instagram_02

La Ofrenda

Originalmente, los altares se ponían un par de días antes del 1 y 2 de noviembre, pero debido al esfuerzo creativo que año con año las personas invierten en colocarlas, es común que se pongan mucho antes y se quiten mucho después. Algunos de los elementos más comunes de estas ofrendas son las fotografías de los difuntos; incienso, cuyo humo es la guía olfativa para que nuestros muertos puedan llegar con nosotros; veladoras, pues el fuego y la luz también son un modo de guía para las almas; bebida y comida, preferentemente las favoritas de los difuntos; flor de cempasúchil, también conocida como “flor de veinte pétalos”, utilizadas para decorar y crear el camino de los espíritus; calaveritas, hechas con azúcar, chocolate o amaranto; y pan de muerto, la representación del esqueleto de los difuntos.

DIA-Instagram_03

Las Calaveritas

Finalmente, las calaveritas literarias, hechas con el fin de hablar sobre la muerte con sentido del humor, comenzaron a escribirse durante el siglo XIX. Usualmente, eran dedicadas a personas allegadas, utilizando descripciones típicas de ellas y escritas en verso.

DIA-Instagram_01

Como nosotros no queremos quedarnos atrás con esta hermosa y casi desaparecida tradición, realizamos una calaverita en honor a todas las personas que integran Bläubox Creative Studio:

Esta es la atemorizante y terrible historia
De cómo los miembros de Bläubox murieron
Ninguno de ellos quedarán en la memoria
De aquellas personas que sobrevivieron

Rodrigo (obviamente) fue el primero
Y antes de poder decir: “Pues un Gabylú, ¿no?”
La calaca lo degolló con esmero
Y de él no quedó rastro alguno.

La muerte pensó: “De Jorge es ahora el turno”
Y como ella no era para nada zopenca
Lo mató fácil: de películas un maratón nocturno
Hasta que sus ojos salieran de sus cuencas.

Gabo le siguió, fue algo muy triste
Cuando la calaca lo encontró trabajando.
Se acercó y le dijo: “Ya valiste”
Lo último que se escuchó fue alguien suspirando.

Tontamente, la huesuda pensó y pensó
Que la muerte que eligió para Karen era precisa
Pero cuando aquel tiburón la mordió
Ella murió con una enorme y esplendorosa sonrisa.

Llegó el turno de Kari, pero no estaba en ningún lado
La buscó en casas, restaurantes y planteles
Cuando la encontró, la mató con sobredosis de “helado”
Que en realidad eran puros pasteles.

“Esa muerte saca mucho de onda”, dijo Ale
Y la calaca se aproximó en un ratito
Molesta, apretó los puños y dijo: “Ah, vale”
Y Ale murió aplastada por un meteorito.

La pelona se estaba empezando a sentir intranquila
El tiempo se acababa y Timmy seguía vivo
Pero cuando él regresó del concierto de Gorillaz…
Su cabeza cortada no era un aspecto atractivo

Ahora, de Dani tocaba la crucifixión
La calaca a su casa lo fue a buscar
Y al cortarle del internet la conexión
Él de su ventana se fue a aventar

Al estar en su natal Guanajuato, Mari creía
Que de la parca ella se había salvado
Pero la muerte sólo reía y reía
Pues su momificación le había preparado

En el último y fatídico partido de voli que jugó,
Mar esperaba recargada en la pared
Al entrar a la cancha, la calaca se aseguró
De que ella quedara ahorcada con la red.

“Tú eres nuevo aquí, ¿verdad?”, dijo la Muerte
Cuando vio llegar al buen Aarón
“Pues parece que hoy es mi día de suerte”
Y lo hizo ahogarse con su gran Toblerone.

Sin embargo, la muerte sentía que alguien faltaba
“Un miembro más para que yo intoxique”.
Finalmente, recordó la muy desalmada
Que el último en su lista era Quique.

Y como mencionamos arriba, esta festividad ha trascendido su lugar de origen y ha alcanzado proporciones internacionales. Artistas de todas partes del mundo han obtenido influencias de esta celebración, las cuales luego son plasmadas en su estilo de trabajo. Por esta razón, nos pusimos en contacto con varios de nuestros artistas invitados para que realizaran un arte en el cual expresaran qué significa para ellos el Día de Muertos, al mismo tiempo de que reflejara alguna influencia suya que haya tenido un gran impacto en su trabajo.

Daniela Valle (@danvallec)

“Desde que estaba pequeña, mis abuelos maternos han sido una gran fuente de inspiración en mi vida tanto personal como profesional. Crecieron con bastantes carencias pero algo que nunca les falto fueron ganas de conocer, de educarse y de salir adelante. Aún recuerdo cuando los íbamos a visitar a su casa casi todos los domingos. Mi abuela nos relataba mucho de sus viajes por el mundo con mi abuelo, de todos los libros que leía y de las muchas historias que llegaron a contarle o que llegó a presenciar. Siempre me sorprendía su fortaleza ante la adversidad, su sed de conocimiento y me ponía a pensar en todas las cosas que aún me faltaban por aprender. Es gracias a ellos que me impulso a seguir creciendo como persona/diseñadora y a seguir viajando. A pesar de que ya no están conmigo y que no me pude despedir de ellos en vida, siempre serán una parte importante de mi historia”.

blogbox-diademuertos-daniela-valle

Enrique Sañudo (@enriquesanudo)

Desde el inicio, Enrique ha tomado al Día de Muertos como una gran tema de interés, como su cortometraje De Un Jalón Hasta El Panteón nos muestra. Pero su mayor inspiración, sobre todo para los colores que utiliza en sus obras, desde siempre ha sido su mamá. Existen muchas combinaciones en su trabajo que le recuerdan mucho a ella y que a veces y sin darse cuenta, usa mucho en lo que hace.

blogbox-diademuertos-enrique-sanudo

Natasha Cabrera (@natasha_cabrera_)

“Es imposible hablar de la muerte sin entender la vida. Hace 18 años, un 31 de octubre nació mi sobrina. El 1 de noviembre llegó a casa y desde ese día entendí que para celebrar la vida, también tenemos que entender y honrar la muerte, pues justamente de eso se trata esta fecha: recordar a los que estuvieron, y celebrar con los que estamos. La vida se encargó de regalarle a mi hermana y a nuestra familia una persona especial para entenderlo. Es un día para no tener miedo a la muerte, para disfrazarnos de ella, para ponernos una máscara y desafiarla, para afianzar lazos con los que ya no están, pero sobre todo… con los que aún estamos”.

blogbox-diademuertos-natasha-cabrera

Dana G. Arellano (@danarell)

Finalmente, cerramos con una reflexión de nuestra compañera Dana, la cual toma el Día de Muertos desde otro ángulo:

Días para conmemorar a nuestros seres queridos, que ya se encuentran en un plano mejor que el nuestro. Momentos para hacer su platillo favorito, poner un juguete u objeto que le gustaba y, ¿por qué no? Hasta un tequila.

A pesar de que no es necesario esperar una fecha en específico para recordar a nuestros antepasados, el 2 de noviembre es un día especial, ya que es la época en donde ellos nos pueden visitar a nosotros.

Hace poco tiempo concluí en que deberíamos dejar de comprar flores cortadas para conquistar y empezar a regalar plantas en macetas para enamorar, incluso en las ofrendas y altares que preparemos para nuestros fieles difuntos. Cuando las flores mueren, éstas empiezan a despedir un olor que, al menos a mí, no me trae bonitos recuerdos. Prefiero que una flor sea duradera y me haga guardar, recordar y vivir el tipo de momentos que se mantendran presentes por mucho tiempo. Podemos hacer lo mismo al celebrar a nuestros seres queridos que ya no se encuentran con nosotros: podemos plantar estas flores en su lugar de descanso, y con ellas, plantamos también energía, acciones y vida en honor a ellos.

blogbox-jorge-ordoricaEscrito por @Ordorica96
Comunicólogo. Le gusta escribir, las películas y las series; eventualmente quiere combinar las tres cosas. Su animal favorito es el cerdo, pero no se identifica con él. Lo creativo lo sacó de sus papás.

blogbox-dani
Portada por @one.strockedann
Ilustrador mexicano. 23 años aquí en la Tierra. Su pasión es la ilustración, la fotografía, la edición y el amor. Cinéfilo y animéfilo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s