Los Hilos de Florencia Milano

Las Moiras son tres diosas hilanderas del destino que controlan el nacimiento, la vida y la muerte de los mortales, según la mitología griega.

Cloto es quien nos da la vida, pues ella desenrolla la madeja de hilo. Láquesis teje los hilos, de modo que relaciona a las personas entre sí. Finalmente, Átropos corta nuestra hebra de hilo cuando nos toca partir. Estos 3 seres mitológicos fueron una gran inspiración para el proyecto “Las Moiras” desarrollado en el 2017, de nuestra invitada de hoy, proveniente de Buenos Aires, Argentina, la artista y profesora de Artes Visuales de 21 años, Florencia Milano.

Las Moiras_Flor Milano
“Las Moiras” por Flor Milano

Cloto (Nacimiento)

La diosa Cloto tomaba decisiones importantes, como cuándo nacía una persona, controlando por tanto las vidas de las mismas. Sin embargo, cuando se trata de saber a qué te quieres dedicar el resto de tu vida Florencia piensa que, mientras que algunas cosas las elegimos, otras nos eligen a nosotros. “La ilustración me eligió a mí. ¿Y cómo lo supe? Porque simplemente no podía imaginarme haciendo otra cosa”. Por mucho tiempo, Florencia evadió su sueño porque la sociedad la hacía creer que era un “arte menor”, pero finalmente se dio cuenta de lo mucho que la apasionaba.

“Mis imágenes están envueltas en una atmósfera quieta”

En el camino que todos recorremos para alcanzar nuestros sueños, siempre existen esos bloqueos mentales que nos ponemos personalmente, los típicos “no se me ocurre nada bueno”, “no me sale como quiero”, “¿a quién le va a gustar esto?”. Afortunadamente, y aunque Florencia también le lleguen momentos de dificultades, sigue luchando día a día, “siempre con la certeza de que con perseverancia y un poquito de suerte lo voy a lograr”. Son estos los pasos más importantes que definen el nacimiento de un gran artista.

1

Por supuesto, un gran artista tiene que tener su propio estilo de arte, y esta no es la excepción con Florencia. “Figurativo, femenino, claro, con una tendencia a la contraposición entre lo simple y lo complejo, lo sólido y la transparencia”. Al observar sus trabajos, podría decirse que Florencia tiende a usar una paleta de colores predominantemente azul o con tonos fríos. “Mis imágenes están envueltas en una atmósfera quieta”, explica ella, “y suelen tener más de una lectura por parte de quien las mira”.

Láquesis (Vida)

En ocasiones, Láquesis puede ser representada como una matrona desenrollando una tira de papel en la que está escrito el destino de los humanos. Si esto es cierto, en aquel papel irían anotados las experiencias que más nos afectarán, de algún modo u otro, en nuestra existencia. “No sé cómo describirlo”, dice Florencia, “esa sensación, cuando cada parte dice lo que quiero que diga, sería algo parecido al placer, pero más grande. Crear imágenes donde antes no había nada, contar historias donde antes había silencio”.

“…el arte se percibe como una manifestación cultural al alcance de todos”

Cuando nuestra vida trata de seguir nuestros sueños, la inspiración puede estar más cerca de lo que a veces creemos. “A riesgo de parecer egocéntrica”, asegura Florencia, “mi mayor inspiración soy yo: las cosas que me pasan, lo que vivo, lo que siento…” Son aquellas experiencias las que ella usa como estímulo en sus producciones; las que, desde el inicio, están ahí para formarnos conforme pasa el tiempo. “Tenía yo alrededor de 10 años”, relata Florencia, “cuando visité el Museo Nacional de Buenos Aires y vi la obra Primeros Pasos, de Antonio Berni. Fue las que más me gustó y la única que me quedé observando por un buen rato. Hoy en día, me sigue encantando esa obra: la quietud, el equilibrio de color, la escena de una niña persiguiendo sus sueños de ser bailarina”. Según Florencia, ninguna obra la había dejado pensando tanto. Fue desde ese momento, es donde se dio cuenta del poder de las imágenes y de lo que pueden transmitir a alguien.

2

Pero siguiendo con este racional, ¿cómo percibe el resto de los bonaerenses al arte? En opinión de Florencia, “el arte que se mueve por circuitos legitimados se percibe como sólo para entendidos, inalcanzable si no se estudió sobre el tema”. Esto hace, a su percepción, que se pierda interés en las manifestaciones visuales al no comprender lo que se mira, ya sea en producciones modernas o contemporáneas. Sin embargo, existen también otros espacios de movilización de obras, como la calle y algunos clubes, “donde el arte se percibe como una manifestación cultural al alcance de todos”, dice Florencia.

Átropos (Muerte)

Finalmente, Átropos elegía el mecanismo de la muerte y terminaba con la vida de cada mortal cortando su hebra con sus “aborrecibles tijeras”. Mientras que la carrera de Florencia Milano está lejísimos de encontrarse con esas “tijeras”, es inevitable pensar en las metas que podría tener a corto, mediano y largo plazo. “En un futuro”, dice, “me veo dando clases y trabajando en proyectos personales. Libros publicados, exposiciones realizadas, una casa propia e incluso, en un futuro más lejano, una familia propia”.

“…me entusiasma despertar todas las mañanas por lo que me espera”.

De esa forma, cuando le preguntamos que, en su opinión, cuál era su mejor trabajo, nos dijo: “Lo de elegir favoritos nunca se me dio muy bien. No puedo elegir un mejor trabajo… prefiero pensar que aún no lo he realizado”. Aunado a eso, las grandes experiencias son las que podrían ser aquellas que pueden darle a Florencia algo que ella considere como su mejor trabajo. “Mi deseo sería que mi vida esté llena de experiencia significativas”, nos cuenta ella. “Lo que menos quiero es ir anestesiada… Me gustaría que siempre me pasen cosas que me despierten la búsqueda, el conocimiento, la pasión, el deseo; experiencias que me hagan sentir viva, que me entusiasme despertar todas las mañanas por lo que me espera”.

3

Finalmente, Florencia nos da, en una frase, la mejor recomendación que podría darle a alguien que quiere dedicarse a lo mismo que ella: “Que practique, que crea que siempre se puede mejorar, que vea todo el arte que pueda y que valore su trabajo”. Así, se despide de nosotros:

“Mi nombre es Florencia Milano, tengo 21 años y vivo en Buenos Aires, Argentina. Me gusta el silencio, caminar descalza, cantar, los gatos y el chocolate. Siempre supe que las artes visuales iban a formar una parte muy importante de mi vida, por el simple hecho de que era y sigue siendo algo que amo hacer”.

Date una vuelta por el Facebook por Florencia, AQUÍ.

Escrito por @Ordorica96.

2 comentarios en “Los Hilos de Florencia Milano”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s