Cimientos creativos

Cierra los ojos, ponte a pensar, recuerda.

¿Cuál era tu parque favorito cuando eras niño? ¿Con cuál juguete jugabas más? ¿Dónde pasaste tus vacaciones más memorables? ¿Cuáles fueron tus primeros miedos? ¿Quién fue la primer persona que te gustó?

Esos recuerdos son tuyos y de nadie más; buenos o malos, construyeron a la persona que ves todos los días frente al espejo. Son esos recuerdos que, directa o indirectamente, desarrollaron el nivel de creatividad que tienes hasta el día de hoy.

Pero, ¿qué son los recuerdos? Según la RAE, su significado es “Memoria que se hace o aviso que se da de algo pasado o de que ya se habló”. Un poco complicado, ¿no crees? Preguntémonos entonces… ¿cómo puede ser que algo que ya pasó afecte quién eres ahora?

 “…tenemos que excavar muy profundo dentro de nosotros para conocer nuestro pasado”.
2
Ilustraciones por @timmgaze

Toda gran construcción empieza con buenos cimientos, y entre más grande queramos que sea esa construcción, más profundo tendremos que excavar. En nuestro caso, los recuerdos son nuestros cimientos: aquello desde donde empezaremos a construir nuestro futuro, nuestro ser y nuestra creatividad. Si queremos saber quiénes seremos y qué haremos en el futuro, tenemos que excavar muy profundo dentro de nosotros para conocer nuestro pasado.

Ahora bien, ¿cómo pueden los recuerdos afectar nuestro futuro? Para eso podemos revisar el trabajo del investigador Daniel L. Schacter, el cual ha demostrado que los recuerdos de las personas pueden ayudarles a imaginar su propio futuro. El investigador analizó imágenes cerebrales que sugieren que la capacidad de recordar los hechos que han ocurrido, puede ser clave para la capacidad de conjeturar sucesos que todavía no han tenido lugar.

Según el estudio de Schacter, algunas regiones cerebrales que han sido relacionadas con la memoria, como el lóbulo medio temporal, se activan de la misma forma cuando una persona se está imaginando su porvenir. Ello se debe, en opinión del investigador de Harvard, a que los recuerdos de los hechos acaecidos apoyan la formación en la mente de imágenes futuras, al tomar y recombinar la información almacenada hasta transformarla en un evento imaginado. Al parecer, la creatividad no sólo está relacionada con los recuerdos y el sueño, sino con determinadas emociones.

3

Entonces, una vez terminada la construcción lo único que podemos ver es el exterior y la fachada, pero sin buenos cimientos nada de eso hubiera sido posible. Ese parque al que siempre ibas con tus papás, tus vacaciones preferidas, tu primer beso, tu juguete favorito, tus primeros miedos, aunque ya no los puedas ver, sentir o percibir, están ahí, muy dentro de ti, sosteniendo la gran construcción que eres ahora y mejor aún, la que serás en el futuro.

Escrito por @Ordorica96

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s